Una Peli para el Finde: Romeo + Julieta de William Shakespeare

Aunque parece que se resiste a llegar, el verano está más cerca de lo que imaginamos. Y para recibirlo como se merece, hoy vamos a recomendar una de esas películas que, aunque originalmente no se estrenó en época estival, me parece que encaja a la perfección para esta época. Pillamos la máquina del tiempo y nos remontamos al año 1997. En dicho año llegó a las pantallas españolas una producción que dio un nuevo aire a la forma de ver el cine. Un director australiano, desconocido hasta ese momento, nos dio una lección de genialidad convirtiendo una historia tan clásica en algo fresco, juvenil, moderno y bien hecho. Hoy os recomendamos Romeo + Julieta de William Shakespeare.


"Dos familias, semejantes en categoría, en la bella Verona, lugar de la acción, inician nuevas peleas por viejos odios. De las fatales entrañas de esos dos rivales nace una pareja de amantes con mal sino" ¿No habéis leído u oído nunca estas palabras? Así comienza la historia de amor más dramática que la literatura clásica británica nos ha dejado. Los Montesco y los Capuleto dos familias enfrentadas desde tiempos inmemorables ven como dos de sus miembros, Romeo y Julieta, se enamoran. Una relación peligrosa cuyas familias podrían hacerles unirse más o separarles de por vida.


Historia clásica donde las haya, pero totalmente renovada para la ocasión. El visionario que llevó a cabo esta hazaña es el director australiano Baz Luhrmann. Esta fue su carta de presentación al resto del mundo, saliendo muy compensado por la apuesta. La 20Th Century Fox se arriesgó mucho reinventando una historia más clásica que el día del padre. Cambió la Verona italiana por Verona Beach al más puro estilo californiano. Las espadas las sustituyó por armas de fuego. Las familias pasaron a ser poderosos hombres de negocios en vez de ser de la nobleza. Pero eso sí, lo que se ha mantenido, a pesar de la modernización de la historia, es que está hablada en verso. Todo un toque retro que ha quedado inamovible para mantener algo de la esencia original.


Para rematar este cocktail molotov nos encontramos a un Romeo interpretado por un jovencísimo Leonardo DiCaprio. Poco se sabía de él hasta entonces, más allá de una mera nominación al Óscar por una película anterior. Ésta película, al igual que para Luhrmann, supuso el trampolín al éxito. Prueba de ello el Oso de Plata que ganó en el festival de Berlín por su estupenda interpretación. Con respecto a Julieta, otra jovencísima Clarie Dunes previa a su genial , nos transmite la dulzura que esperamos de una Julieta treméndamente enamorada.


El ritmo de la película es como la de un videoclip. Como ya nos tiene acostumbrados Luhrmann, en otras producciones más conocidas, al principio no entenderemos nada, pero conforme vaya avanzando nos meterá más de lleno en esta bella y preciosa historia de amor. Todo con una estética extremadamente original y llamativa. Y para galardonar aun más esta obra, destacar su fabulosa banda sonora. A pesar de haber pasado más de 20 años, creo que las canciones y la música no han quedado nada anticuadas.


Sin duda alguna, nos encontramos con algo totalmente diferente a lo que estamos acostumbrados a ver pero increíblemente adictivo. Actualmente la podéis encontrar en Netflix. A disfrutarla.