*Wonder Woman. El lado más feminista de DC

Viviendo en un mundo de hombres, Diana, o lo que es lo mismo, Wonder Woman, les demuestra que ella es algo más que una cara bonita: es toda una guerrera, una diosa de las Amazonas, y como tal, se ve en la tesitura de tener que salvar al mundo.

Por una vez, DC Comics se adelantó a Marvel en algo: la primera película no solo protagonizada por una mujer, sino que también fue dirigida por una. Un hito que, sumado a lo que es la cinta en sí, supuso un golpe en la mesa del feminismo, que tan necesario es en nuestra época.

 

De qué va

Las Amazonas existen, y viven en una isla remota, alejadas del mundo en general. Diana es una de ellas, pero no una más: ella es la princesa de las Amazonas. Todo sigue como siempre hasta que un piloto se estrella en la isla. Él les explica todo lo que esta ocurriendo en el mundo real: una guerra de la que no muchos saldrán con vida. Diana acompaña a su nuevo amigo a este mundo, que desconoce del todo, y al que cree que puede salvar, dándose cuenta por el camino quien es realmente y cual es su destino.

 

Feminismo por bandera

Esto es lo que predica desde el principio, y por muchos motivos. Una mujer es la que se pone a los mandos, y es algo que se nota en muchos aspectos: el traje de las Amazonas cambia mucho de la visión de Patty Jenkins en esta película a la que luego tuvo Zack Snyder en ‘Liga de la Justicia’, siendo esta última mucho más sexualizada. Y luego tenemos el hecho de que es una mujer, Wonder Woman, la protagonista de la historia, y no una mujer florero, como estamos acostumbrados a ver en cantidad de películas (sobre todo las de acción), sino que se trata de una mujer de armas tomar, decidida, que no necesita nada ni a nadie para hacer las cosas, ya que se vale por si misma (y no porque sea una diosa, conste en acta). La elección de Gal Gadot para el papel fue perfecta, y mirad que yo era muy reticente al principio, pero supo callarme la boca a lo grande. Mención especial también a Chris Pine, que tiene una gran química con Gadot, y eso se nota.

 

Dejando de lado el tono oscuro

Y es algo que le va de lujo. DC se ha venido caracterizando por su tono oscuro, sobre todo después de lo que vimos en la trilogía de Batman de Nolan, y es lo que vino arrastrando hasta que llegó ‘Wonder Woman’, metiendo de por medio un toque cómico que le va a la perfección, pero no como al que estamos acostumbrados de Marvel, sino uno más personal, basado en la inocencia, al menos en el caso de Diana. Hay situaciones muy graciosas, equilibradas por otras mas dramáticas, todo ello regado de mucha acción y adrenalina, que no descansa en ningún momento, y que no nos permito aburrirnos por más que queramos. Mucho de esto tiene que ver su maravillosa BSO que acompaña a la historia a la perfección.

 

¿Es perfecta?

Pues la verdad es que no, y no por nada que sea llamativo o por algún error garrafal que se note demasiado en montaje, que va, es quizás más a titulo personal, sinceramente. Se trata de hecho de ponerle un ‘lio amoroso’ a nuestra protagonista, y, sobre todo, el hecho de que no descubre sus poderes al completo hasta el momento en el que ve en peligro a su amado, cosa que no ocurre con ninguno de sus compañeros varones; es como que le quieren dar un motivo sentimental para revelar su verdadero ser, y no dejar que lo descubra por algo menos ‘ñoño’. Por lo demás, poco que decir negativo de ella.

 

Un punto para DC Comics

Con esta película lo lograron, el alejarse un poco de la fallida ‘Batman v. Superman’ y del tono de aquella, para buscar su propia esencia, su forma de ser y su personalidad, algo que luego ‘Aquaman’ supo explotar aún más, hasta niveles bastante altos, y convirtiéndose así en mi favorita, hasta el momento, de este universo (DCEU que lo llaman) que se están intentando crear. Si siguen por este mismo camino, no les va a ir nada mal, siempre y cuando no intenten parecerse demasiado a Marvel.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: