Mejores películas Netflix de Quentin Tarantino. Los Odiosos Ocho

Tarantino es ese director que gracias al prestigio alcanzado consigue imponer su atípico cine y convertirlo en un producto de masas, en un fenómeno comercial. Con Los odiosos ocho volvió a hacerlo y es que, muy poca gente habría logrado lo que Quentin consiguió con esta película.

Sin nada más que un puñado de conocidos actores, una cabaña y toneladas de frío y nieve, el cineasta ha elaborado uno de sus films más repercusivos. Con esta película, Tarantino propone un ampliación de la magnífica escena de su opera prima Reservoir Dogs. La tensión e incertidumbre constante toman el control del espectador.

 

Pocas habitaciones, demasiados huéspedes

 

El film se centra en retratar los acontecimientos que tienen lugar en una mercería del estado de Wyoming tras la Guerra de Secesión.

 

Un cazarrecompensas y su priosionera, una despiadada asesina, un oficial de caballería convertido en otro cazarrecompensas, el sheriff y el verdugo del pueblo al que se dirigen, el cochero, un ranchero, un viejo general confederado y un mejicano, que está al cargo de la mercería temporalmente, confluyen en un sitio demasiado pequeño como para compartirlo.

 

Nadie parece ser lo que en verdad es y en seguida se traman alianzas y enemistades. La confianza entre ellos pende de un hilo y el más mínimo indicio de mentira podría desatar una masacre.

 

Mismo formato, más cantidad

 

Todos sabemos cómo es Tarantino y el cine que hace. Quien acuda a Los odiosos ocho en busca de algo diferente a lo que ha visto en la filmografía del director estadounidense, no va a encontrar nada. El perfeccionamiento de su obra alcanza su máximo en esta película.

 

La narrativa del film, mediante el uso de unos personajes extraños e inquietantes; pero perfectamente definidos, queda plasmada en un guión de gran calidad. La extrema y gratuita violencia se lleva a su punto más elevado desde Kill Bill, y el brillante lenguaje cinematográfico inunda la pantalla de principio a fin.

 

El director tampoco deja de lado su habitual crítica a la sociedad estadounidense y a su historia. Convierte un género tan misógino y racista como es el western en una crítica a todo lo que este representa. El major Warren (Samuel L. Jackson) es la piedra angular donde se sustenta esa crítica. Mediante el desprecio de los demás personajes hacía el afroamericano, Tarantino plasma una realidad que aún tiene lugar en la actualidad. El conflicto racial proveniente de la Guerra Civil y de mucho antes queda reflejado en cada diálogo y en cada acción.

 

La película consigue poner un poco más de todo en la clásica receta de Quentin Tarantino. Sin embargo, como en toda receta, hay que tener cuidado con la sal y en el guiso que es Los odiosos ocho la hay a raudales.

 

Al borde del abismo

 

Con Los odiosos ocho, Tarantino ha conseguido algunas de sus escenas más memorables. No obstante también ha jugado con la paciencia del espectador. El director busca, a lo largo de las casi tres horas que dura la película, cocer a fuego lento el gran clímax con el que cuenta la película. El problema es que tarda demasiado en llegar.

 

Tarantino presenta a los personajes de su historia de manera impecable, pero para ello invierte una cantidad ingente de tiempo. Prácticamente hasta la hora y media de película no ocurre nada digno de mención. Los diálogos con frases iguales repetidas por distintos personajes, los planos alargados hasta lo ilógico o las escenas con largas conversaciones que no llevan a ningún punto son la tónica general. Sé que se trata de una apuesta, pero para muchos, incluido yo, no ha tenido el efecto deseado. Demasiado metraje en lo que se me antoja como un ejercicio con demasiado amor propio.

 

¿Quién envenenó el café?

 

¿Qué podemos sacar en claro de esta película? Pues que funciona, pero que Tarantino tal vez deba cuestionarse en cambiar algo de su cine para sus siguientes obras. Algo más de dinamismo y fluidez no atascaría tanto a Los odiosos ocho. Pero, ¿quién soy yo para decirle al bueno de Quentin qué debe hacer y qué no? Al fin y al cabo, siempre consigue que vayamos al cine a ver sus películas, sea de un modo u otro.

 

Los odiosos ocho se encuentra disponible en Netflix.

 

@david_taiko

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: