Madres Forzosas (Fuller House)

Después de varios días liado con temas legales de la web, vuelvo a escribir y traigo algo que espero que os guste, y que os traslade, aunque sea un poquito, a unos cuantos años atrás, en mi caso, a mi infancia. Quiero ver esa melancolía, así que, con esto dicho, allá vamos. Os traigo la serie Madres Forzosas (o en inglés Fuller House).

 

Padres Forzosos

 

En modo introducción breve os cuento lo siguiente, Madres Forzosas es una secuela de la serie Padres Forzosos que se emitió entre 1987 y 1995. En Padres Forzosos un padre, Danny Turner, tras quedarse viudo, reune a su mejor amigo, Joey Gladstone, y a su cuñado, Jesse Katsopolis, para criar a sus tres hijas: D.J., Stephanie y Michelle. Ahora en Madres Forzosas esas chicas, D.J. y Stephanie se han hecho mayores y D.J. se ha visto en la misma situación de su padre cuando era pequeña. Su marido, Tommy, murió mientras que trabajaba en la extinción de un incendio y ahora tiene que criar a sus tres hijos: Jackson Fuller, Max Fuller y Tommy Jr. Fuller junto a su hermana Stephanie y su amiguísima Kimmy Gibler, las cuales deciden ayudarla.

 

La melancolía se acerca...

 

Con esto dicho y puestos ya en situación, he de deciros que el primer capítulo tiene muchos guiños a Padres Forzosos cosa que me encantó. Además, eventualmente saldrán a pantalla los tres "padres forzosos", algo ya mayores, aunque alguno se conserva muy bien, ya lo veréis (son los mismos actores y actrices!!!). Otra cosa que me gusta mucho es el recuerdo que me trae Madres Forzosas a Padres Forzosos, a las chicas, ahora ya mayores, la voz la doblan las mismas que antes, y también se conservan igual, lo podéis comprobar en la intro de cada capítulo, que merece mucho la pena.

 

En Madres Forzosas hay que destacar lo siguiente de los siguientes personajes: de Kimmy que tiene una hija, Ramona, que siempre tiene sus locuras y son muy graciosas; de Jackson y Ramona que primero se odiarán, pero poco a poco se irán haciendo más amigos; de Max que es super gracioso además de hiperactivo, tiene unos puntos geniales; y por supuesto, de D.J. y Stephanie que siguen teniendo sus más y sus menos como hermanas, ya veréis quién es la responsable y quién sigue siendo la pequeña.

 

Me encanta como Madres Forzosas me traslada a mi infancia y me hace recordar aquellos buenos momentos en el sofá de casa de mis padres, las veces que me habré podido reir con Padres Forzosos. Gracias Netflix por conseguir que esta nueva producción sea capaz de hacerme sentir igual.

 

Conclusión

 

Dicho todo esto, no me queda otra opción que recomendarosla por varias razones: es una serie divertida, ágil, nunca dirás que te aburre, con buenas interpretaciones (no son excepcionales pero son buenas) y principalmente porque tiene ese punto de melancolía que te hace sentir diferente. Lo siento por el que no le guste, pero me encanta.

 

Hay que ver que empalagoso y melancólico he estado, pero bueno... es lo que hay. Para el siguiente artículo espero no serlo tanto, xD.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: