La Catedral del Mar, ficción histórica con sello español. Mejores Series Netflix

La Catedral del Mar es una producción histórica de Antena 3 basada en la novela homónima de Ildefonso Falcones. Si no la conocías, aquí te contamos qué puedes encontrar en ella.

La ficción histórica siempre ha estado al día, aunque suene anacrónico. Últimamente en España hemos realizado grandes producciones históricas, con Isabel (RTVE, Amazon Prime Video) como el gran exponente de las mismas. En el mismo saco podemos meter El Ministerio del tiempo (RTVE, Netflix), con sus pequeñas aventuras por diferentes épocas.

En 2016, Atresmedia y Diagonal TV asumieron la titánica tarea de adaptar en formato miniserie una de las novelas españolas más exportadas de la historia reciente (se ha traducido a 15 idiomas y se ha vendido en 32 países). En 2018, dos años después, vería la luz La Catedral del Mar.

¿De qué va La Catedral del Mar?

Nos trasladamos al Siglo XIV, donde Bernat Enstanyol (Daniel Grao), un siervo de la nobleza que se dedica a trabajar la tierra, está a punto de contraer matrimonio. Todo se tuerce durante la boda por culpa de un Noble que reclama derechos anticuados y bárbaros pero aun vigentes para los siervos, que no tienen ningún derecho ante la ley, son meros esclavos. A partir de ese matrimonio, bajo el paraguas de hechos dramáticos, nace el protagonista de la historia: Arnau Estanyol (Hugo Arbues el niño, Aitor Luna el adulto).

Bernat y Arnau huirán de su pasado, dejando atrás la tierra y la desgracia, e intentarán buscar suerte en una Barcelona que crece y prospera bajo el reinado de la Corona de Aragón. Allí conocen a un asustadizo Joanet (Álvaro Villaespesa el niño, Pablo Derqui el adulto), que Arnau asume como su hermano pequeño, y Bernat adoptará como hijo propio.

Entre toda la población de Barcelona, a los ojos del pequeño Arnau destacarán los bastaixos, trabajadores que se dedican a cargar a sus espaldas las mercaderías que llegan a las playas de Barcelona (por aquella época aun no existía el puerto) y las reparten a su destinatario final. Pero en sus días libres cargan grandes piedras de forma desinteresada para la construcción del edificio que da título a la serie: la Iglesia de Santa María del Mar.

Arnau Estanyol, protagonista absoluto.

La vida de Arnau sufrirá constantes altibajos, enfrentándose a aquellos que intentan poner zancadillas tanto a él como a su familia, desafiando y retando tanto a la nobleza como incluso a la Santa Inquisición.

A lo largo de su vida se cruzará con todo tipo de personajes, algunos le ayudarán y se convertirán incluso en parte de su familia, como Mar (Michelle Jenner), una niña huérfana por culpa de la Peste que es adoptada por Arnau.

También nos cruzaremos con personajes históricos, como el Rey Pedro IV de Aragón (Tacho González) o Berenguer de Montagut (Fernando Sendino), arquitecto catalán y maestro de obras en la construcción de la basílica.

El elenco de actores es impresionantemente amplio; el protagonista prácticamente absoluto de la obra sería Arnau Estanyol, aunque durante los primeros compases de la serie el protagonismo recaería sobre su padre Bernat; pero la historia realmente comienza con la concepción de Arnau. La serie sigue toda la vida de Arnau, infancia y madurez, y por el camino se cruza con siervos, esclavos, nobles, reyes, comandantes del ejército, bastaixos, clérigos, judíos y un sinfín de personalidades que van mostrando la sociedad barcelonesa de la época.

Una adaptación increíblemente fiel.

A pesar de que las adaptaciones de novelas suelen tomarse ciertas licencias, La Catedral del Mar es extremadamente fiel a los hechos narrados por Ildefonso Falcones en la novela homónima (2006).

El problema que adolece la serie frente a la novela es precisamente un ritmo excesivamente veloz, lo que puede provocar mejor aceptación por parte de no lectores de la novela, ya que tiene un ritmo muy ágil; pero por el contrario podría provocar rechazo a quien haya leído la novela que a priori es mucho más pausada.

El ritmo ágil podría no ser un problema, pero en este caso se trata de un drama, y los hechos dramáticos se suceden con excesiva rapidez, especialmente en los primeros capítulos de la serie; apenas tienes un momento para recomponerte de la última felonía dirigida hacia los protagonistas cuando de repente hay un salto en el tiempo y se deben enfrentar a la siguiente.

Si te interesan las recreaciones históricas, no dudes en darle una oportunidad a La Catedral del Mar. La tienes disponible en el catálogo de Netflix. Aquí te dejamos el trailer.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: