El Ritual: un filme de terror poco usual

El cine de terror pasa continuamente por muchísimos altibajos. De vez en cuando, nos regala auténticas obras maestras, que suponen una vuelta de tuerca a lo que estamos acostumbrados a ver y que conmueven al espectador pero, la mayoría de las veces, el público vive una especie de déjà vu en el que tiene la sensación de que ha visto lo mismo que otras veces pero con una calidad bastante peor.


El Ritual, dirigida por David Bruckner, cuenta la historia de un grupo de amigos que deciden pasar sus vacaciones en el bosque para estar relajados. Sin embargo, esta tranquilidad que buscaban se volverá imposible cuando los protagonistas encuentran el cadáver de un oso que acaba de ser brutalmente asesinado. Las catástrofes y los malos ratos se irán apoderando de ellos a lo largo de la historia.


La cinta comienza de una manera brutal y demuestra que estamos ante una obra violenta hecha sin ningún tipo de temor. Conforme van pasando los minutos, cada vez hay más clima de tensión y el interés va aumentando, gracias a lo imprevisible que son sus escenas. Al principio, uno no entiende bien qué es lo que está pasando en escena y por qué ocurre, pero, a medida que avanza el metraje, todo cobra sentido.


El Ritual hace pasar un mal rato al espectador, pero esto no le quita disfrutar de uno de los largometrajes más impactantes del año, en el que nada es lo que parece y en el que, la escena del comienzo, solo es un aperitivo para poder digerir las brutalidades que vienen a continuación. 


No esperes una película de terror de sobresaltos, pues es una cinta que juega mucho con el ambiente y que va introduciendo al espectador poco a poco.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: