$ Review con spoilers: I am not okay with this

Ya se ha estrenado I am not okay with this y aquí está su review con spoilers.

Me ha sorprendido bastante esta nueva apuesta de Netflix con el nombre I Am Not Okay With This. La plataforma nos garantizaba una calidad diciendo que los productores eran los responsables también de Stranger Things o The End of the F****** World, aunque ya por los tráilers, veíamos por donde iban los tiros. Esta primera temporada, con cierto parecido en estilo a The End of the F****** World, es en mi opinión mejor que ésta.

He de decir que yo no soportaba a la protagonista de The End of the F****** World. Me parecía arrogante y estaba demasiado pirada para que yo empatizara con su personaje. De hecho dejé de ver la serie por ella (la verdad es que en cuestión de humor estaba muy bien hecha, pero no fue suficiente para mí). En cambio, he disfrutado mucho más, como buena fanática de lo sobrenatural, I Am Not Okay with This. Tiene muchas referencias a la Carrie de Stephen King u a otras obras, como el carácter apático de la madre de Sydney, nuestra protagonista, hacia ella, propio de Carrie pero también de otras muchas obras de King, como It o Cementerio de Animales, donde los seres humanos asustan más que cualquier monstruo.

Una serie corta

I Am Not Okay with This es una serie muy corta (7 episodios de 25 minutos), casi como una película si decides hacerte una maratón, por lo que es perfecta para esta época de cuarentena. Hablando en general de la serie, la banda sonora es más que fabulosa (menudo grupo es Bloodwitch) los personajes están muy bien interpretados (qué grande es Wyatt Oleff) y tiene un buen cliffhanger, en mi opinión, que me produce una rabia interior, porque ahora habrá que esperar otro año más para disfrutar un poco más. En ese sentido, sí me gustaría que hubieran hecho más episodios, porque siento que podrían haber exprimido algo más de la trama, como en los entrenamientos de Sydney (Sophia Lillis) para poder controlar sus poderes, pero entiendo que quieran dejar algo de la historia, que ya de por sí no es muy larga, para más temporadas.

Un episodio especial

Sin duda, mi episodio favorito de esta primera temporada es el quinto, titulado “Otro día en el Paraíso”. Con esas reminiscencias al “Club de los Cinco”, un peliculón ochentero donde los haya, me parece el capítulo que más usa el suspense a su favor, lo que supone un trabajo de guión más elaborado. También vemos en ese capítulo una evolución del personaje de Dina (Sofia Bryant), que si bien me daba un poco igual antes, empezó a interesarme, porque debido a la ruptura con su tóxico novio Brad, comenzó a ayudar a Syd y a Stanley a conseguir la cinta de grabación de la biblioteca, que desvelaba no ya los poderes de Sydney, sino los de una presencia que la acecha desde hace unos días, sin que Dina conociese los poderes telequinéticos de su amiga.

Finalmente, hablemos del último capítulo. En especial, de ese momento, para mí inesperado, en el que Sydney se enfurece tanto con Brad por estar a punto de desvelar sus poderes a todo el mundo, que, sin querer, hace que la cabeza de éste explote como si estuviera dentro de un microondas. Un poco bestia, sí, pero un factor sorpresa al fin y al cabo que me hizo arquear las cejas y agrandar mis ojos.

Y bueno, qué decir del final. Esa figura que lleva acosando a Syd desde el descubrimiento de sus poderes: ¿os imagináis que fuese el padre? Parece imposible, pero nunca se sabe lo que se pueden inventar, mientras no se marquen un Riverdale… Lo que realmente me intriga no es tanto la identidad de este individuo, sino lo que pueda pasar después de este encuentro, más que nada por sus malas intenciones. O quizá me esté emparanoiando y simplemente es la figura del mentor del héroe, como Obi-Wan Kenobi lo fue para Luke Skywalker. Supongo que lo único que podemos hacer es esperar…

Escrito por Sara Balaguer, @8_sara29.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: