Django Desencadenado, la redención de Quentin Tarantino

Me ha resultado una delicia el descubrir este fin de semana, en el catálogo de Netflix la película de 2012: Djando desencadenado.



Desde hace mucho, pienso que en el cine y la TV ya está todo inventado, que ya se han contado todas las historias posibles, y lo único que hacen los guionistas es dar vueltas en círculo una y otra vez. Prueba de esto son todos los reboots o remakes (como los queráis llamar) que pueblan nuestras pantallas.


Sin embargo, en esta oscarizada cinta, Quentin Tarantino recopila una serie de tópicos del género del Spaghetti Western, les da una vuelta de tuerca y construye una historia compleja y con una impecable estructura narrativa, perfectamente acompañada por la música y el grafismo de los créditos, elementos que entroncan con la estética del género.


https://www.youtube.com/watch?v=_iH0UBYDI4g

Una de Tarantino ya sabéis lo que hay


La historia arranca en el Sur de Estados Unidos, en 1958 (tres años antes de la Guerra de Secesión). Un cazarrecompensas alemán (interpretado por Christoph Waltz) libera al esclavo Django (Jamie Foxx) para que le ayude a encontrar a unos criminales. Al terminar este trabajo, se convierten en socios y pasan un tiempo cazando fugitivos y ganando mucho dinero. Pero el objetivo de Django, desde el primer momento, es recuperar a su mujer Broomhilda (Kerry Washington), también esclava. Una vez consiguen localizarla, trazan un elaborado plan para liberarla.


En su aventura, los protagonistas se cruzan con personajes de lo más variopintos, magistralmente interpretados por actores tan conocidos como Samuel L. Jackson, Leonardo DiCaprio, Don JohnsonFranco Nero, entre otros. Y todo aderezado con la violencia, un descarnado retrato de las bajezas humanas y un más que generoso uso de sangre artificial, que forman parte del personalísimo estilo de Tarantino.



Veredicto, la sangre de Quentin Tarantino


Por todo lo dicho, puedo afirmar es una de las mejores películas que he visto últimamente y, para mí, supone la redención de Tarantino, después del (en mi opinión) infumable ciclo de Kill Bill.


Por cierto, si te apetece ver otra película de culto de este director, en el catálogo de Amazon Prime Video está actualmente disponible .



Control parental


Sin lugar a dudas, no es una película adecuada para ver con niños, principalmente por las abundantes escenas de violencia extrema. Pero esto no nos debería extrañar si conocemos algo de la filmografía de Tarantino.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: