Crank, sobredosis de adrenalina y de risas

Crank es una película de acción catalogada como humor negro en la que nuestro protagonista, Chev, lucha por sobrevivir. En la primera escena de la película, un asesino a sueldo, interpretado por Jason Statham, está mareado y a punto de morir. Además, está viendo un vídeo en el que un narcotraficante le dice que le han inyectado una potente droga china que acabaría con su vida.

 

Así empieza la lucha de nuestro protagonista por sobrevivir. Descubre que se mantiene con vida gracias a la adrenalina de su propio cuerpo y si se mantiene en movimiento, la ponzoña no llegaría a su corazón. Así pues, inicia una carrera a la desesperada por las calles de Los Ángeles en busca de un antídoto.

 

Una película que no te dará ni un respiro

 

Hacía ya tiempo que no veía una película tan surrealista que me dejara con la boca abierta. En CrankJason Statham destaca en una gran variedad de escenas de sexo, violencia, alcohol y drogas. El humor disparatado, presente en estas escenas, nos lleva a un final apoteósico en el que no podrás parar de reír.

 

Si lo piensas, resulta absurdo estar viendo a alguien correr durante una hora y media. Sin embargo, los guionistas se las han ingeniado para que no puedas parar de mirar la pantalla. También es verdad que, para gustos, colores.

 

Humor absurdo made in Jason Statham

 

No a todo el mundo podrá gustarle este tipo de humor tan absurdo. No obstante, a mí este tipo de humor no me suele gustar, y esta vez, me he reído sin parar. Merece la pena verla sólo para reírse de la estupidez ajena y la exageración de cada una de estas escenas.

 

Espero que, si llegas a ver esta película, no intentes buscarle ninguna lógica. Simplemente, siéntate, relájate y disfruta.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: