10 miniseries disponibles en Netflix

Hoy vamos a visitar el enorme catálogo de miniseries que tiene Netflix.

Llegamos ya a las dos cifras en cuanto a días en confinamiento por el COVID-19 y es hora de repasar las miniseries que tiene Netflix en su plataforma. Este tipo de producto es conocido por ser de un fácil visionado y por no tener una gran cantidad de horas de visionado, lo cual ayuda a que sean consumidos de una sola vez. En este caso, vamos a mezclar series basadas en hechos reales con otras creadas por la plataforma.

Creedme

Esta no es una historia divertida o una alegre para ver tranquilamente, remueve conciencias y sobre todo, provoca incomodidad en el espectador. La mini serie (quizás serie en el futuro) se centra en un caso de violación en el que nadie cree a la joven que lo ha sufrido. Debido a ello, retira la denuncia y trata de evitar volver al tema hasta que varios polícias se interesan por el caso debido a su parecido con otros.

La realidad que refleja esta historia es tan cruel como complicada de explicar. No entender a la víctima y no ser apoyada por nadie, ni siquiera por aquellos más cercanos a ella. Incluso en el traíler se deja claro que si la verdad es suficientemente dolorosa, estamos dispuestos a negarla. En definitiva, una serie importante para conocer uno de los problemas menos hablados hasta hace poco tiempo, los abusos sexuales.

The Sinner

A veces las mini series empiezan a crecer hasta tener tres temporadas, pero todas ellas son una mini serie de por sí. Un investigador llamado Harry Ambrose (Bill Pullman) tiene que encargarse de varios casos donde las cosas que ocurren a su alrededor son en situaciones tremendamente extrañas. Cada pequeña mini serie además nos muestra lugares distintos que tienen ambientes y sobre todo personajes muy cambiantes.

La primera temporada fue posiblemente la más sorprendente por el golpe que pegó al espectador y a las series detectivescas. Una asesina (Jessica Biel) que mata a alguien sin un motivo definido y a mitad del día, algo totalmente inesperado. Poco a poco Ambrose empezará a entender lo que ocurrió detrás del asesinato, al igual que hará en el resto de temporadas.

Residue

A veces una miniserie puede ser también terrorífica. Solo 3 episodios en lo que alguno consideran como un piloto de una serie mayor nunca estrenada y que da una sensación bastante perturbadora. Jennifer Preston (Natalia Tena) es una fotógrafa que vive en una ciudad británica muy moderna y futurista. El día de año nuevo, una bomba explota en un club y el gobierno pone una cuarentena para ocultar que ocurre.

Preston como fotógrafa verá alguno de los extraños efectos secundarios provocados por la explosión. Mientras esto ocurre un polícia alcohólico, Levi Mathis (Jamie Draven) intenta investigar la explosión debido a la muerte de su hija en la misma. Todo se juntará cuando varios de los fotografiados por Jennifer acaben cometiendo brutales crímenes en lo que se une a una conspiración gubernamental muy extraña.

Manhunt: Unabomber

Y ahora entramos dentro de los hechos reales con este seguimiento al caso de Unabomber. Para los que no lo conozca, Unabomber es uno de los terroristas más conocidos de todo Estados Unidos. Desde finales de los 70 hasta los 90 se encargó de enviar bombas tanto a aviones como a universidades, sin que el FBI tuviese muy claro cual era el perfil del terrorista debido a que nunca dejaba pistas sobre sus crímenes.

Finalmente y debido a un manifiesto que publicó el New York Times, fue posible el descubrir quien era el que estaba detrás de 3 asesinatos, múltiples heridos y decenas de bombas enviadas. Todo en un enfrentamiento entre el misterioso terrorista y la sociedad, en lo que fue el primer gran caso de terrorista conocido para el público norteamericano.

Dirty John

Otra serie basada en hechos reales de las que tanto le gustan a Netflix solo que en este caso mucho más corto. Centrado en John Meehan (Eric Bana) como protagonista, seguimos a un personaje asqueroso, que comete todo tipo de crímenes, violencia y la ejerce contra todo el mundo, aprovechando su magnetismo con las mujeres. La historia empieza cuando se casa con Debra Newell (Connie Britton).

El colapso del matrimonio provoca que Meehan pierda por completo la cabeza y se dedique a acosar a su ex mujer de toda clase de formas. En mitad de esa psicosis llegó a quemar el coche de su esposa y a mandarle fotos de Debra a parte de su familia. El fin de la historia es tremendamente salvaje y real, mostrando el final de una persona cuya historia ya ha sido contada en podcast y que no por ello deja de sorprender.

The I-land

10 desconocidos se despiertan en mitad de una isla sin saber quienes son, donde están y que relación tienen con el resto. Es una de estas series que reciben el catálogo de tan mala que pueden resultarnos atractivas de ver aunque no sean lo mejor del mundo. En este caso, descubriremos los motivos por los cuales la isla es mucho más peligrosa y distinta de lo que parece.

Gabriela Chase (Natalie Martínez) es la principal protagonista de la historia, y como descubrimos está en prisión debido al asesinato de su madre. La isla en realidad es un programa para demostrar si los presos pueden volver a vivir en la sociedad. Al final, descubrimos que Gabriela no fue la asesina de su madre y que el mundo real tampoco es el habitual o al menos el que nosotros conocemos.

American Crime Story: el asesinato de Gianni Versace

Un asesino en serie, un famoso diseñador asesinado y todo envuelto de una historia que conmocionó a Estados Unidos en 1997. Vemos el pasado y el presente de Gianni Versace (Edgar Ramirez) y como fue asesinado por Andrew Cunnan (Darren Criss). La historia muestra también la guerra dentro del imperio de la moda, con Donnatella (Penélope Cruz) enfrentandose a Gianni y a su novio (Ricky Martin).

La historia de Cunnan se entremezcla con la de Versace, mostrandose como un prostituto para hombres con evidentes problemas. El joven se encarga de matar a múltiples hombres mientras que se obsesiona con el diseñador, al que saludó en un bar 7 años atrás. Tras ello, vemos lo que ocurre tras el asesinato de Gianni y la persecución policial provocada por esta muerte, además de lo que ocurre durante el funeral de Gianni.

American Crime Story: El pueblo contra OJ Simpson

Posiblemente la persecución policial más conocida de la historia y uno de los crímenes más polémicos de la historia. La muerte de la mujer y su amante llevó a una histórica persecución del ex jugador de la NFL, OJ Simpson. El Hall of Famer siempre aseguró que él no les había matado y eso provocó un juicio popular, en el cual se centra esta miniserie.

Múltiples pruebas parecían demostrar la culpabilidad del jugador, pero la mayoría fueron unicamente circunstanciales. Una guerra constante entre la verdad y lo que se podía demostrar se desató en el juicio, con un veredicto de no culpable para el jugador. Todo lo que se ve en la serie fueron meses de uno de los momentos televisivos de Estados Unidos, con todo el mundo teniendo clara su opinión y no entiendo al otro bando.

La mente de un asesino: Aaron Hernandez

Netflix se adentra en una de las historias más truculentas de la NFL en los últimos años. El jugador de los New England Patriots asesinó al novio de la hermana de su pareja, siendo rapidamente encarcelado por ello. Evidentemente la liga le dió la espalda y el jugador acabó en la cárcel, siendo investigado por otros crímenes ocurridos con anterioridad. 

Su suicidio en prisión, todo lo que ocurrió allí y sobre todo como estaba su cerebro provocaron grandes controversias y grandes dudas sobre cuanto de consciente era de lo que hacía. Hernandez ha sido diagnosticado tras su fallecimiento con CTE. Esta enfermedad, provocada por los múltiples golpes en la cabeza provocan que el cerebro no funcione correctamente, siendo algo habitual dentro de la NFL, tal y como se descubriría con otros jugadores fallecidos.

Las cintas de Ted Bundy

Otra serie de un asesino en serie, en este caso uno de los más conocidos de la historia de Estados Unidos. Ted Bundy se encargaba de matar a sus víctimas tras haberlas violado y golpeado de manera brutal. No se sabe exactamente cuantas mujeres murieron bajo sus manos aunque hay confirmadas 36 víctimas, todas de ellas jóvenes e incluso varias menores de edad a las cuales engañaba para que le ayudarán a hacer algo.

Sus crimenes y su personalidad que intentaba ser de alguien con magnetismo provocaron el interés del gran público. Tremendamente inteligente, intentó retrasar una y otra vez su propia condena de muerte a través de dar información sobre más cadáveres que el mismo había asesinado. El documental se centra en eso y sobre todo en la personalidad del asesino, enrevesada y compleja para todos pero a la vez muy bien explicada.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: