$La Cabaña en el Bosque. Homenaje al cine de terror

La cabaña en el bosque

Antes de que Chris Hemsworth alcanzase la fama gracias a Thor, hizo esta película, todo un homenaje al cine de terror más clásico, y de la que vamos a hablar hoy: ‘La Cabaña en el Bosque’. Cuidado con lo que tocas…

Con un guion de Joss Whedon y Drew Goddard, y bajo la dirección de este último, llega esta película, en la que nada es lo que parece.

 

De qué va

Un grupo de amigos deciden irse a pasar un fin de semana a una cabaña perdida en el bosque, sin posibilidad de comunicarse con el exterior. Risas, alcohol y drogas se dan cita durante estos días. Todo parece perfecto, hasta que dan con un sótano secreto repleto de cosas espeluznantes. Encuentran entonces un libro, y al leerlo, despiertan un antiguo mal que lo único que tiene es sed de sangre. Nuestros protagonistas comenzaran un viaje de vida o muerte, en el que hay muchos ojos pendientes de su desarrollo.

 

Homenaje al cine de terror

Esta claro que Drew Goddard y Joss Whedon sabían perfectamente de donde coger inspiración, y de que manera plantearla. Todo el entramado de la película se compone de cosas que ya hemos visto anteriormente, todos y cada uno de los monstruos que pululan por la pantalla, y mas concretamente, las situaciones que se viven en ella.

Es muy divertido el intentar adivinar o averiguar en qué película hemos visto a ese ser diabólico, o a ese bicho extraño, o incluso a los que persiguen a nuestros protagonistas; todo el imaginario del cine de terror más clásico tiene cabida en la cinta, y es un gustazo verlos actuar, verlos moverse por ella, y llevar a cabo su objetivo final, que no es otro que acabar con los chavales.

La referencia más clara que vemos es la de ‘Evil Dead’ o ‘Posesión Infernal’, la obra de culto de Sam Raimi, con la cabaña como protagonista. Puede parecer, llegados a este punto, que la película en si misma es un cliché enorme, y desde luego que estaríamos en lo cierto, pero hay algo que la hace ser especial y única.

 

¿El Gran Hermano?

Pero es que nada es lo que parece en esta película, en lo que viven los personajes, ni en como se lleva a cabo. Es el punto fuerte de la trama, y no deja de ser una crítica a la sociedad actual (y eso que se estreno en 2012, pero la cosa sigue igual o peor). Vivimos en un mundo en el que las redes sociales están a la orden del día, es lo que domina todo y a todos, y las personas vivimos para ello.

En este caso se trata de un gran reality show en el que nuestros protagonistas se juegan la vida en cada situación mientras que un grupo de científicos sin escrúpulos se juegan su dinero para ver quien morirá primero o que monstruo será el que les da caza.

De primeras puede parecer una situación de lo mas hilarante, ya que el humor negro se deja ver en muchas ocasiones, o incluso surrealista, pero si lo piensas bien no dista mucho de lo que vivimos día a día en nuestras vidas y en como disfrutamos a veces viendo sufrir a los demás, ya sea en nuestro beneficio o solo por el placer de verlo.

 

Thor las pasa canutas

Es curioso lo de Chris Hemsworth con esta película, porque su rodaje ocurrió antes que ‘Thor’, aunque su estreno fue posterior, y esta cinta fue su billete para llegar a ser el personaje que tantas alegrías le ha dado al chico. Joss Whedon, con un poco de ayuda de Goddard, todo sea dicho, se fijo en él, y pensó ‘este chico tiene realmente potencial’, y sin duda no se equivocaba en absoluto.

Aquí le vemos siendo el típico guaperas de turno, pero con un corazón de oro, mas o menos lo que vendría siendo Thor en las películas, aunque ha evolucionado mucho a lo largo de este maravilloso universo que Marvel ha creado. Este fue su primer gran papel, teóricamente, y a Chris no le ha ido nada mal, ya que demostró que valía para este trabajo.

 

Camino a ser película de culto

Y creo, desde mi mas sincera opinión, que se lo merece, por saber arriesgar, por atreverse a ello, y por conseguir una película que, lejos de ser original o novedosa, logra llamar la atención del espectador, hacerle pasar un rato de lo mas agradable, y hacerle sentir nostalgia por aquellas películas de terror verdaderas, las de antes, esas que apenas necesitaban material para hacer estremecernos hasta la medula.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: