GLOW. Las bellas damas de la lucha libre

Glow

Un grupo de mujeres, ‘las bellas damas de la lucha libre’; así las llaman. Pero está claro que son mas que una cara bonita: son unas luchadoras increíbles. Una serie que mezcla comedia, drama y lo más importante: el mundo femenino de la lucha libre.

Nos metemos de lleno en la tercera temporada de ‘GLOW’, donde la lucha libre está mas presente que nunca, sin dejar de lado todos los problemas, tanto personales como profesionales, de nuestras protagonistas. ¿Te subes al ring conmigo?

¿Qué vimos en la segunda temporada?

El final de la segunda temporada nos dejaba a nuestras chicas contentas, después de sufrir por la cancelación de su programa en la televisión, siendo finalmente reconocidas mucho más allá de unas simples caras bonitas, demostrando lo que sabían hacer, y con un contrato muy importante bajo el brazo: siendo parte de un espectáculo en Las Vegas, la ciudad de las oportunidades para esta clase de espectáculos. Mejores escenarios, mejores luchas, y lo que es más importante: más público.

Oportunidades caídas del cielo

Es lo que tiene nuestras protagonistas en esta nueva temporada: un contrato enorme que las lleva hasta Las Vegas. Siempre es interesante la manera en la que se preparan las luchas y como las chicas entrenan y se ponen de acuerdo sobre qué hacer y cómo hacerlo. Muestra un lado de la lucha libre que normalmente no estamos acostumbrados a ver, y es el ‘making of’, el proceso de creación de las luchas y de las historias, porque, aun siendo un deporte, no deja de ser un espectáculo, y como tal, necesita de un guion, aunque sea mínimo.

Cabe decir también que no deja de ser una serie con un toque feminista, ya que nuestros personajes son mujeres fuertes, que no se dejan intimidar por nadie, y dejan claro a cada momento que ellas son capaces, por si mismas, de conseguir las mismas cosas que tienen sus compañeros masculinos en la misma posición, aunque tengan que trabajar el doble para hacerlo, y llegando a posiciones de poder, demostrando que pueden con todo, intentando conseguir una igualdad que, a pesar de todo, parece no llegar nunca.  

Una gran familia

Las relaciones entre los personajes se hacen mas fuertes en esta nueva temporada, dejando sus problemas y sus enfrentamientos de lado, dándose cuenta de que no los lleva a ningún lado, y que la mejor manera de conseguir lo que se proponen, ya no solo como mujeres, sino como profesionales, es hacerlo juntas, como una familia.

Todos los personajes están construidos de manera brillante, con un bagaje y una evolución constante, que en esta tercera temporada se refuerza aún más, y construyendo una personalidad diferente para cada una. En ‘GLOW’ hay cabida para todo: amor, amistad, descubrimientos personales e historias que nos llegarán al corazón. Todos parecen tener algo que decir, algo que vivir, y, por supuesto, algo por lo que sufrir.

Defendiendo la lucha libre femenina

Para una fan como yo del wrestling, y mas concretamente, de la lucha libre femenina, que se haga una serie sobre esto me parece fascinante. Desde el principio han tratado este deporte/espectáculo como se merece: con respeto. Y es que, desde el principio, este tipo de lucha libre se veía como algo para ‘entretener al personal’, no se si me explico: algo para que los señores de turno tuviesen algo con lo que alegrarse la vista.

Poca ropa, mucho maquillaje, personajes sexualizados…en fin, nada nuevo bajo el sol. La serie demuestra, una y otra vez, que estas chicas son algo más que una cara y un cuerpo bonito, que en este mundo y en este espectáculo hay cabida para todo y para todos, sin importar quienes son o de donde vienen, y lo mas importante, siendo ellos mismos.

¿Qué nos espera en la cuarta temporada?

La cuarta temporada será la última de esta incursión de Netflix en la lucha libre, y sobre todo, en la vida de estas chicas. Sin fecha aun para su estreno, solo sabremos que será en el 2020, esta ultima temporada promete cerrar todas las historias en las que están embarcados, pero lo que es más importante: más wrestling, que, al fin y al cabo, es lo interesante de la serie.

Aunque me va a dar pena despedirme de estos personajes, hay que reconocer que las historias no dan para más, y alargarlo seria tirar demasiado de una cuerda que lleva demasiado tensa desde la primera temporada. Aun así, te recomiendo verla, seas o no fan de la lucha libre.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: